Madres y padres altamente sensibles; Características

En el último post te hablé sobre las Personas Altamente Sensibles (PAS) y de algunas de las características que les definen (una mayor intensidad emocional, una alta sensibilidad al estrés, sobresaturación y una necesidad de pasar tiempo a solas para poder recomponerse, entre otras.)

Hoy te hablaré sobre las madres y padres altamente sensibles.

Hay tantas maternidades/paternidades como madres y padres hay en el mundo. Cada uno/a la siente según sus experiencias previas, su deseo, sus circunstancias actuales, etc. Por ese motivo no podemos decir que una forma de sentir o vivir la maternidad/paternidad sea mejor que otra.

Cuando de personas altamente sensibles se refiere, muchas personas creen que por poseer este rasgo van a ser padres más calmados, empáticos, afectuosos y van a establecer un vínculo amoroso con los hijos/as desde el primer momento de vida.

Si nos basamos en esta idea, estos padres y madres pueden sentirse estresados, con excesiva exigencia y, habitualmente, frustrados y culpables. El motivo principal es que la alta sensibilidad lleva vinculado una gran necesidad de conciencia hacia uno mismo, hacia aquello que se necesita para autocuidarse.

La llegada de un bebé hace tambalear el mundo y requiere de un reajuste tanto a nivel personal, familiar, laboral como de pareja.

¿QUÉ ASPECTOS HACEN QUE LA MATERNIDAD/PATERNIDAD SEA UN RETO PARA LOS PAS?

Antes de entrar en detalle con este punto quiero dejar claro que, aunque sea un reto no significa que no sea un camino lleno de satisfacciones. Solamente que, en el caso de los PAS, requerirá de un trabajo más profundo y personal, logrando así, disfruta al 100% de su maternidad/paternidad.

Veamos cuales son algunos los aspectos que pueden dificultar el día a día como madres y padres PAS.

1.La falta de espacio a solas: Recordemos que las personas altamente sensibles necesitan de un tiempo a solas al día para equilibrarse y eliminar todos los estímulos que le hayan podido estresar y/o sobresaturar. Esto no significa que una madre o un padre NO-PAS no sufran estrés, sino que una persona altamente sensible llegará a este umbral mucho antes. Especialmente las madres pueden verse afectadas por esta falta de espacio a solas, tanto por las demandas del bebé cómo por la presencia y opiniones del entorno.

Pedir ayuda para lograr este espacio de conexión es fundamental tanto para nosotros, como para poder establecer una relación más sana con nuestros hijos/as.

2. La perfección: Uno de los aspectos destacables de los PAS es el perfeccionismo. Esta tendencia arraigada en muchos aspectos de su vida no pasa por alto la maternidad/paternidad. Este hecho genera mucho sufrimiento al ver que no son tan perfecto como quisieran ser. Es esencial descubrirnos como madres y padres y, aceptar, que nuestros hijos/as no necesitan a madres/padres perfectos sino felices.

3. Alejamiento de la pareja: La necesidad de tiempo a solas puede acentuar este distanciamiento. Es muy importante que antes de ser madres o padres podáis hablar y conocer el rasgo de la alta sensibilidad para así, ayudaros a encontrar tanto el espacio en soledad como espacios comunes de conexión.

4. Dificultad para poner límites a su entorno: Dicha dificultad provoca que, especialmente las madres PAS, sufran mucho los primeros meses de vida de sus bebés. Por ese motivo es aconsejable escribir una lista de necesidades, tanto individuales como de pareja, donde se refleje aquello que es realmente importante para tu propio cuidado como madres y padre. Esta lista se puede ir revisando, pero es esencial que se respeten todos los aspectos destacados y que los familiares y/o amigos sean conocedores de ellos.

5. La multitarea: Sabemos que las personas altamente sensibles no llevan bien realizar varias tareas simultáneamente. Cuando nos convertimos en madres y padres solemos tener que atender a muchas cosas a la vez llegando a saturarnos. Cuídate y hazte una lista con aquellas cosas que son importantes y aquellas que no lo son tanto, permitiéndote dejar para más adelante aquello que no es imprescindible. Tal vez, durante un tiempo, no planchareis la ropa o un día concreto dejes las camas sin hacer.

¿Y CUÁLES SON SUS POTENCIALIDADES?

Calma, que no todo son aspectos negativos. Las madres y padres PAS gozan de unas características especiales y maravillosas que fomentan la crianza y la conexión con sus hijos e hijas.

El punto de partida es la conciencia de uno mismo, del propio sentir. Permitiéndote espacios de soledad, de conexión con uno mismo/a, de naturaleza, música, etc.

Recuerda que uno de tus mayores potenciales en la empatía. Gracias a ella podrás atender y comprender mejor a tus hijos/as ayudándoles en su desarrollo y crecimiento. Además, podrás identificar con mayor facilidad que es aquello de necesitan, sienten y calmar su necesidad o sufrimiento. Tu amor por el arte, la naturaleza o la música proporcionará valores fantásticos y fundamentales, además de ser un regalo de vida.

Podrás llevar una crianza más amorosa y respetuosa, eso sí, para lograrlo es esencial que no te olvides de ti mismo/a.

Y si te sientes sobrepasada/o, consulta a un profesional para que te pueda dar las herramientas que necesitas para disfrutar de tu maternidad/paternidad plenamente.

Deja un comentario